El 3 de noviembre se publicó en Portugal el Decreto-Ley 67/2016, que permite la regularización extraordinaria de las deudas ante la AT (Autoridade Tributaria e Aduaneira) de la Dirección Geral dos Impostos y ante la SS (Segurança Social) del país vecino.

Afecta a las obligaciones tributarias que no hayan sido abonadas en tiempo y forma, concretamente:

  • Deudas fiscales, hasta el 31 de mayo de 2016.
  • Deudas con la Seguridad Social, hasta el 31 de diciembre de 2015.

Según el texto que acaba de ser publicado, los contribuyentes (personas físicas y jurídicas) con deudas pendientes, podrán liquidarlas en su totalidad hasta el día 20 de diciembre beneficiándose de una completa amnistía fiscal por los intereses y las costas del procedimiento de ejecución fiscal, o solicitar un plan de pago a plazos con una duración máxima de 11 años (150 plazos), con intereses y sin que se les exija la presentación de avales.

La solicitud de regularización extraordinaria de las deudas deberá presentarse por vía electrónica en los correspondientes portales antes del día 20 de diciembre de 2016.

Este nuevo marco regulador extraordinario, presenta la novedad de estar dirigido a contribuyentes que deseen regularizar su situación, aunque no dispongan de capacidad financiera para liquidar las deudas de una sola vez.

 

Fernando Sobrino

5 noviembre 2016.